CONSTITUCIÓN DE UNA SOCIEDAD POR ACCIONES SIMPLIFICADA (SAS)

La Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) es un tipo societario creado por la Ley 1258 de 2008, caracterizado por ser una estructura societaria de capital, regulada por normas que permiten una amplia autonomía contractual en el diseño de contrato social, además presenta la posibilidad de que los asociados definan las pautas bajo las cuales han de gobernarse sus relaciones jurídicas.
 

REGISTRO Y CERTIFICACIÓN DE UNA SAS

  • El registro de la SAS es constitutivo, una vez inscrita la sociedad, forma una persona jurídica distinta de los accionistas.

  • Efectuado el registro en debida forma no podrá impugnarse el contrato social.

  • La existencia de la SAS y las cláusulas estatutarias se probarán mediante los certificados expedidos por las cámaras de comercio.

MATRICULACIÓN DE UNA SAS

La solicitud de constitución de la SAS debe presentarse en la Cámara de Comercio con jurisdicción en el lugar donde tendrá su domicilio principal (ciudad o municipio). 

CONSTITUCIÓN DE UNA SAS 

La Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) puede ser constituida por una o varias personas, bien sean naturales o jurídicas, mediante contrato o acto unilateral que conste por documento privado o escritura pública, el cual debe ser inscrito en el registro mercantil de la Cámara de Comercio correspondiente a su domicilio.